sábado, 15 de mayo de 2010

TU Y YO...



Aquí estamos los dos
Como siempre
Como cada tarde
En silencio
En paz
Te acercas a mí
Buscas mis manos
Para que te acaricien
Y te acurrucas
En mi regazo
Me miras
Con ojos agradecidos
Me alegras
Me robas una sonrisa
Que te regalo

Si bailo…
Juegas conmigo
Si lloro
No te mueves de mi lado
Si trajino por la casa
Me persigues suavemente
Y si me enfado
¡Ay! Cuando me enfado
Subes la escalera
Te escondes bajo mi cama
O mejor dicho
En tu refugio
Cajita de tus tesoros
Donde guardas una prenda usada
De cada ser querido
Y esperas a que me vuelva
El buen humor
Sabes que será muy rápido
¡Como me conoces!

Mientras duermo
Velas mi sueño
Me proteges
Formando una suave manta
Pegadito a mis riñones
Si abro los ojos
Te acercas
Y me das los buenos días
Me acompañas al baño
Me observas
Me sigues a la cocina
Y preparamos café…
Luego te dejo
Y al regresar
Allí estás
Esperándome
Tras los cristales de nuestra ventana
Atento al sonido
De mi choche
Al olor de mi ser
Corres por tu muñeco
Y me recibes en la puerta
Contento por mi presencia


Eres casi como yo
Espíritu libre
Sociable
Pero independiente
Amigo
Mientras no te agreden
Cariñoso
Con quien lo merece
Y hasta un poco malcriado
Rebelde
Pero fiel
Tan solo te falta…
Hablar

3 comentarios:

beker dijo...

Por suerte, la amistad mas sincera, afectiva y duradera nos viene de esos otros compañeros de viaje, que aunque no hablan expresan como igual de bien los sentimientos. Abrazos

Esmeralda Martí dijo...

Tengo una perrita y entiendo tu sentir. Maravillosos compañeros que esperan, atienden, regalan, acompañan.
Un beso

azul dijo...

Que bonito como lo has narrado y ya sabes tú que a su manera se hace entender...

Yo a la mia la tenga malita estos días ...ay !!

Un beso