domingo, 22 de febrero de 2009

ABRAZOS, MIMOS Y BESOS


Hoy necesitas abrazos, mimos, besos…esos que te dicen tranquila, saldremos adelante.

¿Qué te pasa Pilar que hoy no encuentras la sal de la vida ni el placer del sueño?

No es soledad, lo sabes, es desánimo, desgana. Te sientes impotente, piensas que estás mayor para librar el combate que tanto temías… la adolescencia de tu hija.

Estás agobiada, sabes que esto irá a más, y te encuentras sin fuerzas.

¿Qué será de tu hija Dios mío? ¿Qué pasará por esa cabecita de cabellos aún dorados?

No puedes controlar demasiado, ella tiene que crecer, evolucionar, cortar el cordón umbilical…lo sabes, pero… ¿Dónde está el límite? ¿Hasta donde hay que soltar la cuerda en un caso como este?

Es fácil traer un hijo a este mundo, has traído tres, lo difícil es orientarlo sin que pierda su propia esencia, y si ese hijo, además, no es como los demás, si vino sin el Don del razonamiento, o ese razonamiento se encuentra limitado, la dificultad se convierte en malabarismo.

Llevas años haciendo de equilibrista, intentando desdramatizar, de sacar lo positivo a lo que a nadie le gusta aceptar.

Años en los que has aprendido a ser mejor, porque ella te ha enseñado a serlo. Ella te ha mostrado un mundo diferente, en el que casi nada se pasa por alto, en el que se aprecia el valor que tiene un paso hacia delante, por pequeñito que sea.

Has pasado dos adolescencias anteriores, y que ya tienes casi superadas. Has sembrado en ellos las semillas del buen hacer y el buen sentir, o al menos lo has intentado con todo tu amor.

Pero ahora, las cosas se complican, es la tercera, estás cansada y la siembra es más complicada, la tierra es más difícil de arar y abonar.

Se juntan el crecimiento de sus hormonas con el descenso de las tuyas, y se forma una mezcla explosiva que te agota.

Sabes que miente, que te miente, como lo hacen todos los adolescentes, pero que no tiene ni siquiera la capacidad de acordarse de la mentira a los cinco minutos.

¿Cómo utilizarán los que no la quieren esa falta de ingenio?

Sabes que le cuesta hacer amigos, que hay muchos que no la aceptan, ¿Y si los que la “aceptan” no son trigo limpio? Estás muy asustada, tienes miedo a lo que le pueda pasar, y no sin razón.

Amor mucho amor…te dices. Habla mucho con ella, te aconsejas. Pero muchas veces le hablas y no escucha…está en su mundo, en ese mundo extraño al que tú no has sido capaz de acceder y que nadie te ha podido explicar.

Hoy necesito abrazos, mimos y besos……muchos besos que me digan, tranquila Pilar saldréis adelante, las dos saldréis adelante.

15 comentarios:

Angelus dijo...

Yo de abrazos, mimos y besos sé un rato Pilar, así que te los doy y también te digo que sabrás salir adelante, siempre lo has hecho, calma, serenidad y fuerza, tu puedes.

Nada es fácil ene sta vida
pero tu ya tienes experiencia de dos hijos anteriores, siempre el último/a suele ser la más rebelde, sin embargo ya verás que saldrán airosas, las dos.

Animos!!!!

abrazos, mimos y besos.

beker dijo...

Primero los abrazos, los mimos, los besos y mas abrazos; entiendo tu preocupación, es casi inevitable sentir preocupación, yo la vivi años atrás cuando la mayor de mis hijas que ahora cumplirá 18 empezó a romper amarras y a pensar en explorar otros mundos más allá del mac donals; hay que pasarlo, de la mejor maner para todos, para ti, para ella... porque no creo que haya recetas mágicas, a lo sumo lo que ya tu haces, comprensión y comunicación... aún recuerdo la primera vez que se fue sin consentimiento y apareció a las 5 de la mañana, ellas jamás podrán entender ese sufrimiento, lo que cuesta rodar cada minuto, pero es así...

Brisa67 dijo...

Tus palabras me han devuelto al pasado, cuando recien separada y sintiéndome inmensamente sola, tuve algún que otro roce con los seres que más quería: mis hijos mayores (yo tambien tuve tres).
Confio en que la luz que te acompaña , no te abandone y evite que te conviertas en un ser sin ilusión, como nos ha ocurrido a much@s.
Te envio muchos mimos y abrazos, aunque sé por experiencia, que tienen mas valor los que se reciben en directo, que los que se envían a través de las letras.

Felisa Moreno dijo...

Pilar, ahí van los míos, mis besos, mis abrazos. Mis hijos aún son pequeños pero temo mucho que llegue ese momento que describes con tanto sentimiento.

Animo, podrás con ello.

ada dijo...

Difícil tarea de la que se sale con el tiempo y se verán los resultados cuando la fruta madura.
Mil besos, mil abrazos y mil mimos

Gara dijo...

Mil besos y abrazos para ti, ánimo.

Besos

CORRA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
CORRA dijo...

Jo Pilar, siento no haberme pasado antes por tu blog.
Es de valientes pedir besos y abrazos cuando uno lo necesita; en este mundo tan competitivo parece que no podamos pedir ayuda, decir abiertamente que a veces nos sentimos debiles, que necesitamos a los demás.
Como dicen los mallorquines: te estim (creo que se escribe así). Un beso de tamaño de luna llena y un abrazo fuerte de los que dejan sin aliento.
Corra

Gara dijo...

He creado un premio, un pequeño detalle que me gustaría que tuvieras, te está esperando en Momentos.

Besos

julio dijo...

Yo que tengo cuatro hijos (dos y dos) siempre he tenido muy claro que es lo que estaba en mis manos hacer por ellos y qué es lo que no.
Y lo que está en mis manos es quererlos con todo mi corazón; darles todo mi amor, entendiendo a la vez éste es la mejor herramienta que les puedo proporcionar para "enfrentarse al mundo"
Así que fuera de esto, apenas ninguna otra cosa me ha preocupado.

Un fuerte abrazo

penélope dijo...

Gracias a todos por vuestros abrazos, mimos y besos...
Lo pedía a gritos...y me los enviasteis...
Ahora creo que mi corazón necesita un descanso, que tengo que pararme y sentarme en uno de los bancos que hay en mi camino, reposar, pensar, coger fuerzas...para seguir caminando después.

Abrazos, mimos y besos para todos

ada dijo...

No te pares, sigue y mímate que tú lo vales todo.
Mas abrazos y mimos.

Angelus dijo...

Hola Pilar, me alegro que no cierres tu blog, el poema es precioso, respira despacio y mira a tu alrededor, sólo verás cosas y gente que te aprecia.

Cuidate mucho y aquí estoy si necesitas, aunque sea un besito volado.

Angel dijo...

Ánimo Pilar...

No desesperes...todo pasa
y pronto llegará la calma,

Un abrazo.

Angelus dijo...

Espero que estes bien guapetona, te dejo mil besos y mucha fuerza.