sábado, 14 de febrero de 2009

UN BRINDIS POR LAS MARIPOSAS


Si mi reloj se retrasase solo un día
ahora yo estaría terminando ese viaje
que me llevaba aún sabiendo su destino
a un desconocido trazado del camino

Estaríamos ahora subiendo la escalera
tu me abrirías la puerta de”mi estancia”
y al saludarse tu maleta con la mía
comprobaría, que alejabas la distancia

Luego mis nervios deshaciendo el equipaje
velas, incienso, almohadas colocadas...
larga charla de amigos que se encuentran
risas, cosquillas, entre notas de jazz ilusionadas
que hicieron bailar en largo abrazo
los movimientos de ambos corazones
sincronizando en silencio sístole y diástole
a un mismo ritmo, disparando sensaciones
que nos llevaron transportando nuestros cuerpos
al país de los sueños y las pasiones.....

Agua espumosa con aroma de verbena
caricias tibias sobre nuestra piel mojada
cena tranquila con vela en miniatura
que conectó complicidad entre las manos
a la vez que suavizaba la presión que te tortura

Camino con la luna y con estrellas no previstas
que aparecieron gracias a la fuerza del deseo
y de vuelta a “tu casa”, que por horas fue la mía
recordamos compañeros que jamás sospecharían
haber sido testigos principales de esta historia...

Un último deseo que salía de tus labios
con la grata extrañeza de quien no está acostumbrada
que traduzcas en palabras lo que por tu mente pasea
nos llevaba nuevamente a ese país mencionado...

Intentando sumergirnos en los brazos de Morfeo
que a ti te los tendió, pero que a mi me negaba
la angustia me inundó al pensar que no podía
refugiarme en los tuyos salvo a costa de tu sueño
y esperando inquietamente a que volvieras a dormirte
me negué a resistirme a lo que más necesitaba
invadiéndote en la cama, conseguiría dormirme
pegadita a tu cuerpo y al calor que me daba

Sonido inoportuno despertó nuestro sueño
el tiempo terminó, los minutos se acaban
me gustó tu mirada cargada de sonrisa
asomada a la puerta con espuma en la cara

No quiero que el reloj se retrase un solo día
porque no cambiaría en nada lo vivido...
pero debo decirlo, me quedé con las ganas
de hacernos el amor... otra vez por la mañana

(Voces desde el alma)

Estas letrillas relatan una historia real, nada es ficción, todo lo viví y sentí tal y como se describe.

Hoy, día de los enamorados, me he acordado de aquel viaje y de aquellas mariposas. Esa historia de amor...fue infinita para mis sentidos y como ahora mi "amante" ya es la propia vida, he querido compartir lo que viví.

A pesar de que no tuviera un final feliz como los cuentos, ni comieramos perdices......para mí se queda.

27 comentarios:

beker dijo...

Preciosa historia Pilar, como siempre tu capacidad para sentir y transmitir los sentimientos es infinita... estoy contigo con eso de quedarnos con los recuerdos buenos, ya sabes; un abrazo bien grande

penélope dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
penélope dijo...

Pero chico!!! estabas ahí detrás de mi puerta?...acabo de colocarlo y zas..sorpresa...un comentario de mi leal amigo...
Me encanta verte pasear por mi estrecho...
Brindemos porque nos esperen muchas historias más....y mariposas...muchas mariposas...

Un beso alado

kev dijo...

entonces es autentico...

saludos!

Angelus/Javier dijo...

Una historia que poco y muy lentamente adquiere una velocidad de vértigo para el lector.

Dejas unos vestigios hermosos, felicidades!!!

penélope dijo...

Hola Ángel....es que las mariposas dan mucho vértigo.....
Si no hubiera tenido ese cosquilleo, no hubiera podido narrarlo así, ese es mi gran inconveniente...solo escribo cuando siento.
Gracias por tus halagos...

Besos

penélope dijo...

Hola Kev....si, es tan auténtico como los sentimientos que hicieron que fuera posible...

Un beso

Eterna aprendiz dijo...

Muy positivo tu escrito y como siempre, emocionas con tus letras.
Ando algo liada pero me encanta venir a verte y dejarte un enorme abrazo. Y muchos besos, guapa

Pedro dijo...

Eres afortunada al haber vivido experiencias tan ricas e intensas, y nosotros por estar aquí para leerlas.
Gracias por compartirlas de esa forma tan bella.

Un beso.

penélope dijo...

Hola Amparo, de carnavales seguro...¿no?
A mi si que me gusta que te pases siempre a dejarme tu abrazo...

Besos...guapa!!

penélope dijo...

Que alegría Pedro!!! Todavía te paseas por aqui....
Ya sabes que me gusta compartir con vosotros...
Gracias a ti por saber recibir...

Un beso

Gara dijo...

Uff,tienes una forma de expresarte y escribir,q haces q con cada escrito tuyo,lo viva en primera persona,genial.

A pesar de que no tuviera un final feliz como los cuentos, ni comieramos perdices......para mí se queda.

Eso ni el paso del tiempo lo borra,ni nos lo puede arrebatar.

Besos

mardelibertad dijo...

Una bonita historia de amor que contigo esta y estará sus recuerdos te engrandece querida amiga
Un abrazo fuerte

revillo dijo...

tu me abrirías la puerta de”mi estancia” Muy bonito.
Marta

ada dijo...

Hola: Soy la mujer de siempre, que llega de momentos de ternura a ofrecerte mi nueva casa en donde siempre habrá un lugar para ti.
Mil abrazos

Dulós, 45 años, periodista. dijo...

Cada uno de nosotros somos el hoy y nuestro pasado, nuestros recuerdos.

Creo que nunca hay que arrepentirse de nada de lo que hemos hecho. Todo nos sirve para aprender.

Precioso relato.

Besos de corazón

Angel dijo...

Brindemos por ellas...
esas benditas mariposas...

Un abrazo.

Seda dijo...

me encantó, Pilar!!!!
He visto tu blog y decidí seguirte, en mi poco tiempo pasaré por acá para dejarte mis humildes comentarios.
un abrazo
Sandra.
Ah! pasa por mi blog
y a ver si te agrada.

MARIO ALONSO dijo...

Preciosa historia, bella como tantas que luego no tienen el feliz final deseado... pero imborrable en nuestra memoria y nuestro corazón.

Gracias por tus comentarios, amiga. Dan paz y ganas de continuar.

Besos.

penélope dijo...

Gara, lo que se siente de verdad, traspasa todas las fronteras.

Gracias

Un beso

penélope dijo...

Hola Mar, me gusta verte por aquí.
Llevo unos pocos días alejada de mi estrecho...pero siempre que lo abro...me encuentro caricias y abrazos.

Un beso

penélope dijo...

Marta, bienvenida seas. En cuanto tenga los ojos más abiertos...te visitaré.

Un beso

penélope dijo...

Eres la mujer que sabe sentir y escribir como pocas...

Gracias por abrirme de nuevo tus ventanas...

Besos

penélope dijo...

Hola Dulós, somos lo que hemos vivido, lo que estamos viviendo y lo que nos queda por vivir...que no será poco preciosa...

Un enorme abrazo

penélope dijo...

Ángel...!como me gusta brindar contigo!....BRINDEMOS...

Un brindis

penélope dijo...

Seda, bienvenida seas. Tus comentarios serán otro empujoncito más para mi corazón.
Visitaré tu blog...

Un beso para tí, Marta

penélope dijo...

Amigo Mario...amigo inquieto...llevo varios días sin palabras...son rachas ¿verdad?.

Tú tambien me ayudas a seguir escribiendo...

Besos