viernes, 26 de diciembre de 2008

DEDICATORIA A PENÉLOPE


"Si tuviera que definir su poesía en pocas palabras, diría que junto a explosiones espontáneas de júbilo, por encima de todo, destaca el desgarro afectivo. Sus versos son azogues que reflejan gritos en el desierto de la soledad, el dolor del desamor, la impotencia de tanta ternura, tanto amor atesorado no correspondido, el inevitable paso del tiempo que marchita su anhelo y su primavera, la eterna espera de Penélope en sus ojos, la desesperación de la condena de Sísifo en su corazón".

3 comentarios:

Angelus dijo...

Una muy buena definición de tu poesía, es un gran placer sentir que a uno lo ven así, espero leer tus versos para comprobarlo.

un abrazofuerte!

penélope dijo...

Después de leer lo que tu escribes...mi poesía es un "pasarratos de mi corazón".Yo pienso que no se escribir, además soy tan anárquica para lo que no tengo por obligación, que tampoco me he puesto a aprender. Solo son sentimientos un poquito adornados, lo que ocurre es que quien me conoce, tengo la fortuna de que me quiere, de ahí esa bella definición.
Sinceramente, me gustaría no sentir la espera de Penélope, ni la condena de Sífiso pero...que le vamos a hacer...soy transparente y me han calado.Mis versos...cuando quieras...te los regalo.

Besos

Eterna Aprendiz dijo...

Vomitamos tantos sentimientos...a veces compulsivamente, otras no tanto, el caso es vomitarlos y si salen en forma de poesía pues bueno!
Una definición y una forma de ver la poesía muy sentida la tuya.
Besos